subrogación-del-personal-de-empresas-de-limpieza

Soluciones a la subrogación del personal de empresas de limpieza

La subrogación del personal de empresas de limpieza es un asunto que crea cierto desconcierto entre los cargos directivos de las comunidades de vecino, porque es un tema que no se conoce bien fuera del sector.

En este artículo ponemos luz sobre este tema, para que las Comunidades de Propietarios que lo deseen sepan cómo están las cosas cuando decidan cambiar de empresa de limpieza para sus instalaciones.

Para ello contamos con las explicaciones de Alberto Herrero, Director Comercial y de Marketing de Lympye.

 

¿En que consiste la subrogación de trabajadores en empresas de limpieza?

Vamos a poner en antecedentes primero a la gente que esté interesada. Las empresas de limpieza de la Comunidad de Madrid se rigen por el “Convenio colectivo del sector de limpieza de edificios y locales”, que es aplicable para cualquier tipo de cliente ya sea público o privado.

En éste convenio existe un artículo, el 24 concretamente, que se refiere al asunto que estamos tratando. Resumiendo, lo que dice éste artículo es que cuando hay un cambio de contratista, los trabajadores de la empresa saliente pasarán a estar adscritos a la empresa entrante, en las mismas condiciones (horario y salario) que anteriormente y siempre respetando el convenio colectivo.

Para que la subrogación tenga efecto, el trabajador debe llevar por lo menos 4 meses en el centro de trabajo.

 

¿Cómo se hace la subrogación del personal de empresas de limpieza?

La empresa saliente tiene un plazo de tiempo (mínimo 5 días naturales, máximo 15 días naturales) contados a partir del momento en que la empresa entrante o saliente comunique a la otra el cambio de la adjudicación de servicios, para ponerse en contacto con la entrante y suministrarle toda la relación de personal.

¿Cuál es el principal problema con el que puede encontrarse una comunidad de vecinos?

El principal problema viene cuando las quejas son referentes al personal que desarrolle labores de limpieza.

El cliente toma la decisión de cambiar de empresa y se encuentran con que la nueva empresa tiene que subrogar a éste trabajador o trabajadora.

Concretando, la subrogación es un problema cuando el cliente no está contento con el personal que tiene que subrogarse.

 

¿Qué soluciones ofrece Lympye?

Para evitar tener problemas con el personal las empresas de limpieza tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Seleccionar cuidadosamente a los trabajadores o trabajadoras.
  2. Explicar perfectamente las labores a desarrollar en cada cliente y los tiempos que se tiene para cada trabajo.
  3. En el caso que haya incidencias o quejas, comentar al cliente que las mande por escrito para que quede constancia.
  4. Una vez revisada la queja, si viéramos que el cliente tiene razón, se hablaría con el trabajador o trabajadora para paliar éstas deficiencias.
  5. Si viéramos que los problemas siguen, se procedería al cambio de empleado.

Esperamos que las palabras Alberto Herrero constribuyan a aportar más información sobre la subrogación de los trabajadores de empresas de limpieza. Para cualquier ampliación de información no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Y cualquier aportación al respecto será muy bienvenida.

 

Por Juan Fco. Albertos. Basado en las explicaciones de Alberto Herrero, Director Comercial y de Marketing de Lympye.