Limpieza de oficinas

La mayoría de las personas que trabajan en una oficina suelen pasar más tiempo en ella que en sus propias casas y además, deben estar trabajando, concentrados y rindiendo. Las oficinas son una imagen decisiva de la empresa de cara a clientes, socios y posibles negocios. Es evidente que deben tener una presencia inmejorable y para ello es necesaria una limpieza y un manteniemiento profesional.

TE OFRECEMOS CONFIANZA

Uno de los aspectos que más puede interesar a un cliente a la hora de contratar un servicio de limpieza para las oficinas de su empresa es la confianza, tanto en la empresa que contrata, como en los limpiadores que van a realizar el trabajo. Al fin y al cabo son personas que entran en tu lugar de trabajo en un horario en el que tu no estás. En Lympye hacemos una selección de personal específica para la limpieza de oficinas y contamos con trabajadores estables en el tiempo. De hecho, en la mayoría de los casos somos los primeros en llegar y nos encargamos de quitar las alarmas.


PERSONAL ESPECÍFICO Y PREPARADO

El hacer una selección de personal especial para la limpieza de oficinas tiene mucho que ver con la confianza y las medidas de seguridad, pero también con la preparación de los limpiadores y limpiadoras. En una oficina hay muchos elementos distintos que deben limpiarse y hay que conocer sus características y los productos y materiales adecuados para su uso: muebles, mamparas, ordenadores, baños, alfombras, moquetas, suelos...


NOS ADAPTAMOS A TU HORARIO

Otro de los aspectos clave para el cliente es el horario en el que se va a prestar el servicio, ya que en ningún momento puede interferir en el desarrollo diario de la actividad en la oficina. En Lympye nos adaptamos al horario que más le interese al cliente y sólo notará que hemos estado porque le encantará entrar en sus instalaciones.

Tu oficina limpia

Las razones para tener una limpieza y mantenimiento profesional de tu oficina están claras. No sólo ya por motivos de salud e higiene, sino que tus empleados rendirán más y estarán más alegres y motivados en un ambiente agradable y limpio. La imagen de tu empresa ante trabajadores, clientes, proveedores y socios será muy buena. Para elegir tu empresa de limpieza sólo te queda tener en cuenta dos aspecto fundamentales: confianza y preparación. En Lympye vas a encontrar los dos.